Exactitud y artesanía se mezclan perfectamente para conformar un elemento con un prominente ingrediente decorativo y últil para los hogares: el reloj de cuco.

En esta entrada nos enfocamos en un elemento artesanal hecho en madera, con mucha tradición y que nos fascina: el tradicional reloj de cuco. ¿Nos acompañas?.

 

¿Qué es un reloj de cuco?

El reloj de cuco es un reloj de pared, por lo general constituido en madera, provisto de la figura de un ave dentro suyo con un mecanismo que le facilita salir de la caja siempre que el reloj marca las horas, las medias y los cuartos anunciándolo con su canto.

Los relojes de cuco mecánicos tienen dos tipos de maquinaria:
• De 1 día. Hay que subir las pesas (que por lo general son de hierro fundido) una vez al día.
• De 8 días. Hay que subir las pesas una vez por semana.

Logramos hallar relojes con una caja de música suiza que reproduce una melodía al ofrecer las horas y las medias horas. Por regla establecida, en los relojes de 1 día la melodía se escucha tanto a las horas en punto como a las y media y en los relojes de 8 días la melodía suena únicamente al ofrecer las horas.

Exactitud y artesanía se mezclan perfectamente para conformar un elemento con un prominente ingrediente decorativo y últil para los hogares: el reloj de cuco.

En esta entrada nos enfocamos en un elemento artesanal hecho en madera, con mucha tradición y que nos fascina: el tradicional reloj de cuco. ¿Nos acompañas?.

 

Historia del reloj de cuco

Varios años antes de que comenzaran a crearse los primeros relojes de cuco en la Selva Negra, Philipp Hainhofer, un noble de la región de Augsburgo, fue el primero en detallar un reloj de cuco. Dicho reloj de cuco se encontraba en poder del príncipe Augusto de Sajonia.

En el manual sobre música Musurgia Universalis (1650) se detalla un órgano musical con figuras autómatas, entre las cuales estaba un cuco mecánico.
Este libro tiene dentro la primera especificación documentada de cómo trabaja un cuco mecánico.

Es en 1669 cuando Domenico Martinelli recomienda usar el canto del cuco para comunicar las horas.

Más adelante esta clase de relojes empezó a mostrarse en zonas donde no había una sustancial tradición relojera. Décadas después, la multitud de la Selva Negra empezó a llevar a cabo relojes de cuco.

La selva negra

La Selva Negra es un macizo montañoso ubicado al suroeste de Alemania que va desde el Trifinio (punto donde coinciden Alemania, Francia y Suiza) y sube unos 160 kilómetros al norte de Alemania. Tiene una anchura que puede cambiar desde los 30 kilómetros hasta los 60 kilómetros.

Una teoría sobre el origen de su nombre es que fueron los romanos quienes le pusieron ese nombre llamándolo populus nigra inspirados por la oscuridad propiedad de la región por la consistencia de los espesos bosques que la forman.

Hay constancia de que los primeros relojes de cuco elaborados en la Selva Negra datan de entre 1740 y 1750 en chicos talleras donde la maquinaria era de madera.

Más allá de que la iniciativa de ubicar un cuco autómata en el reloj no es originaria de la Selva Negra y que resaltar que el reloj de cuco, así como lo conocemos actualmente, procede de esta zona del suroeste de Alemania.

Fueron los artesanos de la Selva Negra quienes hicieron esta industria artesanal, desarrollaron nuevos diseños y perfeccionaron su maquinaria, que en un inicio se hacía de madera, pero mientras avanzaba el siglo XIX, primero algunas piezas, y todo el bastidor luego, se construían y edifican de latón.

 

Evolución del reloj de cuco

El mecanismo clásico del cuco permaneció básicamente inalterado pero tanto la maquinaria como su fachada fueron evolucionando realizando que su fachada además haya ido modificando con el lapso del tiempo.

 

Reloj Schilduhr

En un inicio los relojes de cuco se hacían con el estilo habitual de la Selva Negra compuesto por una panel de madera cuadrado y semicircular en su parte de arriba, donde se situaba la puerta por la que salía el pájaro. Se decoraban con flores y otros elementos, todo pintado a mano.
Este estilo fue el predominante entre finales del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX.

 

Reloj Rahmenuhr

Estos relojes fueron construidos entre mediados del siglo XIX y la década de 1870 y se caracterizan por tener un marco adornado con una pintura que representa por lo general panoramas y situaciones de la Selva Negra. En la mayoría de los casos la pintura se encontraba cuidada por un cristal.
La mayoría de estos relojes eran de pared pero además hubo de sobremesa.

 

Reloj Bahnhäusle

En septiembre de 1850 se citó un certamen público en el que se hacía un llamamiento a los artistas alemanes y entendidos para que presentasen diseños de relojes que permitiera a los toscos relojes de construcción casera ganar una fachada más profesional y de más calidad.

Friedrich Eisenlohr (1805-1854), responsable del diseño y creación de las estaciones, viviendas de los guardas, marquesinas, etc., durante la primera línea de ferrocarril del Valle del Rin, anunció el diseño más trascendental.

Consistía en una caja cuadrada rematada en triángulo isósceles, lo que le otorga el aspecto de una vivienda con tejado. Se inspiró en la fachada de las residencias de los amos de tren, que él mismo había erigido, añadiéndole un dial o esfera.

Su «Reloj de pared adornado con hiedras» se transformó en el prototipo de los relojes de cuco de en esta jornada, que populares bajo el nombre de «tradicional» muestran en madera: hojas de parra talladas, aves, cabezas de ciervo, otros animales, etc.

Eisenlohr, en armonía con el movimiento romántico de su tiempo, se inspiró en el ámbito local y en la naturaleza para su creación. En contraste con los relojes de cuco recientes, su caja de madera era de un tono claro y sin pintar, adornada con un calado chato y simétrico.

Unicamente diez años luego de que Friedrich Eisenlohr inventase el estilo «Bahnhäusle«, todas las variantes del reloj con forma de casa ya habían alcanzado la madurez.

El reloj de cuco le fue bien y se realizó internacionalmente popular luego de que Friedrich Eisenlohr presentase en 1850 el diseño «Bahnhäusle» al certamen de la Escuela de Relojeros de Furtwangen.

 

Reloj Estilo Chalet

Aparece a finales del siglo XIX en Suiza y reciben este nombre porque esta clase de relojes en su parte exterior imitan la forma de una cabaña alpina.
En esta época esta clase de relojes puede subdividirse en tres: chalet de la Selva Negra, chalet suizo y chalet de Baviera.

 

Curiosidades del reloj de cuco

Los relojes de cuco más grandes

Principalmente delegados entre Alemania y América logramos hallar los relojes de cuco para exterior más importantes de todo el mundo.

En Alemania tenemos la posibilidad de encontrarlos en las localidades de Höllsteig, Niederwasser, Schonach y Schonachbach, en tanto que en América podemos encontrar dos en USA (Michigan y Ohio) y otros tres en Argentina.

En lo referente a los relojes de cuco para interior más importantes de todo el mundo, en 1986 la desaparecida firma Dold talló uno para Chapman’s Clock Shop en Douglasville (Georgia).
Algo menor es el que en la actualidad fabrica la empresa Anton Schneider. El reloj de cuco más reducido de todo el mundo lo realiza el desarrollador Hubert Herr.

 

El pájaro cuco

El cuco habitual se destaca por tener un plumaje de tono grisaceo en las partes superior y el pecho en tanto que en el vientre y los flancos tiene un catálogo blanco y negro.

Este ave debe su nombre a su característico canto «cu-cu» que puede ser escuchado con simplicidad en los bosques en primavera.

El cuco habitual mide de 32 a 34 cm de extenso, de los cuales entre 13 y 15 cm corresponden a su extendida cola, y tienen una envergadura alar de 55 a 60 cm. Sus patas son cortas.