Seleccionar página

Certina tiene un punto fuerte respecto a su carácter deportivo. Cuenta con 125 años de historia en sus espaldas y ésta nació en Suiza. Y Suiza cuenta con una muy buena reputación internacional; siempre da la calidad que sueña o merece su estimado cliente.

En un pasado mucho material e información se llegó a perder y para Certina, éste fue también su caso. Pero poco a poco, volvió por su arduo trabajo de buscar toda la información perdida y escasa que se daba, obteniendo un buen resultado en el año 2008. Las mejores marcas de relojes.

Las primeras instalaciones para dar comienzo a su función y producción de relojes de la marca Certina se dio exactamente en las instalaciones de Grenchen, Suiza.

Eran dos hermanos los que comenzaron a meterle una buena dedicación y vocación al tema de los relojes. Habían tres empleados que prodesionalmente trabajaban en la casa familiar de éstos hermanos; Adolf y Kurth.

Gracias a su trabajo el negocio llegó a prosperar de manera considerable. Y en sus años prosteriores recibieron buenos frutos de sus cosechas; fue entonces cuándo pudieron tomar la decisión de poder ampliar el negocio y contratar nuevos empleados.

En 1906 los hermanos Kurth se arriesgaron a dar un nuevo nombre de marca para sus relojes. Ésto nombre era ”Grana”, una abreviación de ”Granacus”, es el nombre latino de Grenchen. Entonces, llegaron a aparecer los primeros relojes femeninos de pulsera. Grana como marca llegó a recibir dos galardones.

En esa época, se concentraban en personificar más las pulseras femeninas porque los hombres solían llevar entonces relojes de bolsillo, al menos la gran mayoría. Los relojes de pulsera comenzaron a ser una tendencia mucho más adelante, al menos hasta que pasó la primera Guerra Mundial no comenzó a ser algo normal ver pulseras de reloj en las muñecas de un hombre. Pero después, sí comenzaron a ser utilizados por los hombres en las trincheras para poder llegar a tener controlado el tiempo en momentos complicados.

Certina obtuvo muy buenos resultados, y ésto fue todo un logro para los dos fundadores, claro está. Éstos recibieron una muy prestigiosa medalla de oro en la Feria de Milán y más tarde también recibieron otra premiación en Bruselas, cuatro años más tarde también fueron premiados en Berna.

Más adelante y pasados muchos de todos sus triunfos, consiguieron y fueron capaces de llegar a producir todo aquello que un reloj puede llegar a componer. Acertando en su máxima precisión, dando una calidad increíble y un precio estupendo que logra dar accesibilidad económica al comprador. En 1918 comenzó a incrementar su producción industrial de Grana.

Sucedió también una innovación mecánica gracias a las ganas diarias de desarrollo. Llegó la era digital para ellos en 1936. El reloj digital que llegaban a producir entonces era accionado por unos discos giratorios que contenían números físicos para decir la hora exacta a medida que giraba. Toda una inspiración para próximas marcas.

Es en 1939 cuando Grana llega a cumplir su 50 aniversario y entonces la marca Certina llega a ser la nueva marca. Certina como nombre viene del latín ”Certus”, traducidamente al español se define como ”certéreo, seguro, certeza, cierto”.

A pesar de su ciudad nativa, Suiza, España llegó a darle un mercado enorme y fue todo un triunfo de ventas gracias a la alta gama media y reputación del catálogo que Suiza le procedió.

En los años 70 se especializaron en los cronómetros para los deportistas. Crearon de rancing, clásicos e incluso de regata.

Certina es una marca barata en la que puedes llegar a confiar al cien por cien por todos sus años de experiencia y calidad que llegan a dar. Su atención al cliente es prioritaria y muy familiar.