Seleccionar página

Seguramente todos hemos usado en algún momento de nuestras vidas, un producto Casio. Desde calculadoras, cámaras, teclados electrónicos, hasta relojes. Casio ha sabido destacarse en cada producto que ha puesto en el mercado, pues ha sido un imparable del mundo electrónico.

Tadao Kashio funda su empresa de reparación de máquinas en 1946, tiempo después empieza a fabricar calculadoras y calculadoras científicas, por las cuales se haría muy famoso, sobre todo durante la segunda guerra mundial. Todo esto sin pensar que años después, se convertiría también en un grande del mundo de la relojería,  mundo en el cual, este reloj de origen japonés se ha puesto a la altura ofreciendo calidad.

El primer reloj con el que Casio decidió inscribirse en la materia de relojería, fue el Casiotron, en 1974. Este reloj digital no solo daba la hora, sino que también indicaba los días de la semana, la fecha, el año y se reajustaba en años bisiestos.

Algunos años después, Casio decidió entonces anexar en 1981, la fama de sus calculadoras a un reloj, nació así su primer reloj calculadora.

En 1982 comenzarían a salir una serie de relojes Casio con distintos juegos incluidos,  aprovechando el boom del mercado de los videojuegos, este reloj solo tenían los botones ‘left’ y ‘right’, pues eran juegos muy básicos. El modelo Casio G-10 tenía un juego de Ovnis, el modelo G-40 tenía el juego de pirámides y muchos otros modelos que incluían el famoso Car Race, también Scramble Fighter, Space Warrior, Moon Robot Fight, juegos de golf, futbol o beisbol.

El primer reloj pulsera anti choques salió en 1983, bajo el nombre G-SHOCK DW-5000C.  Este sería una novedad en cuanto a diseño, pues era muy distinto a los relojes clásicos y planos a los que las personas estaban acostumbradas a usar, el G-SHOCK estaba diseñado para caer desde grandes alturas, como un rascacielos sin romperse. No sería hasta 10 años después que este modelo comenzaría a venderse, por ello 1985 Casio saco un modelo ultra ligero y bastante plano llamado PELA FS-10, esto como un intento de adaptarse nuevamente al mercado, pues este reloj tan solo pesaba 12 gramos. Sin embargo, el G-SHOCK comenzaría a ganar fama por las grandes pruebas que puede superar sin dañarse:

El favorito de muchos llegaría en 1983, el Casio Melody contaría con 12 melodías a escoger de alarma conocidas por todos; ’Happy Birthday’, ‘Jingle Bells’, ‘American Patrol’, ‘Santa Lucia’, ‘Romanza de Amor’, ‘Marche Royale’, ‘Kalinka’, ‘Wedding March’, ‘Trinklied’, ‘Sakura Sakura’, ‘Moments musicaux’ o ‘Do Re Mi’.

La siguiente novedad de la marca seria el Casio TM-100, salió en 1987, pretendía ser una mini emisora de radio en la muñeca, tenía una pequeña antena y un botón para sintonizar las estaciones.

En 1989 llegaría lo que sería el primer reloj digital con funciones meteorológicas, se trata del BM-100WJ. Este es un reloj que no solo te deja leer la hora, sino que también te permite saber el pronóstico del clima, tiene integrado un barómetro que cada 3 segundos mide la presión del aire y lo refleja en la pantalla.

Innegablemente la década de los 80’s fue un momento de grandes invenciones de la marca, cada modelo pensado en lo actual y en lo que a la audiencia le gustaría consumir. Por otra parte, Casio no pararía, y empezando la década de los 90´s sacaría lo que hasta hoy es su modelo más popular, pues sigue estando de moda, en 1991 nacería el Casio F-91W, este reloj de cuarzo cuyo cronometro tiene recuento de hasta una hora, que además seria resistente al agua, aunque no contara con cierres herméticos sigue siendo producido y demandado en masa.

Casio CMD-40 sería otra de las novedades con las que la marca seguiría consolidándose en este mundo, en 1994 sale una especie de control para la muñeca, con este modelo podrías cambiar la TV y la música sin moverte de tu lugar.

Sin duda alguna Casio ha obtenido honores en la materia de relojería, ofrece una variedad de diseños con funciones distintas que pueden adaptarse a ti sin problema alguno, además que mucho de sus modelos son accesibles sin sacrificar calidad, así que no hay excusa.